La pérdida del cabello causada por la quimioterapia

Efluvio anágeno o también conocida como “la pérdida caída del cabello por quimioterapiade cabello por el tratamiento para el cáncer”, es el nombre científico que se da a la pérdida del cabello causada por la quimioterapia. En este tipo de condición, la pérdida repentina de cabello es experimentada por el paciente como un resultado directo de la exposición a productos químicos y a la radiación que intervienen en la quimioterapia. Obviamente, esto es una condición experimentada por todo tipo de pacientes con cáncer que se someten a tratamientos de radiación. Es prácticamente inevitable para ellos ya que casi el 100% de las personas que se someten a quimioterapia también sufren de pérdida de cabello como efecto secundario.

La ciencia detrás de ello

La quimioterapia es la principal causa de la condición de la pérdida del cabello conocida como efluvio anágeno. A diferencia de efluvio telógeno (otro tipo común de pérdida de cabello que es causada por el estrés o un evento estresante) los folículos pilosos no entran en la fase de reposo en el Efluvio anágeno. En la mayoría de los casos, la pérdida del cabello se produce en los pacientes después tener unas tres semanas de exposición a la radiación o productos químicos. Aunque la quimioterapia puede ser el culpable principal, la exposición a otros productos químicos tóxicos, incluyendo arsénico y el talio también han sido conocidos por causar este tipo de pérdida de cabello.

Cuando un paciente se somete a quimioterapia, el tratamiento elimina las células cancerosas. Al hacerlo, también puede prevenir el crecimiento de cabello. Es común que los pacientes que reciben quimioterapia puedan perder hasta más de 90% de su pelo como un efecto secundario de su tratamiento. Los fármacos en la quimioterapia que son la causa más probable de pérdida de cabello incluyen arabinósido de citosina, cisplatino y Amascarine, entre otros.

La Buena Noticia

Sin embargo, la buena noticia en relación con la pérdida del cabello causada por la quimioterapia es que es sobre todo temporal. En la mayoría de los casos, el crecimiento del cabello en los pacientes comienza a volver a la normalidad después que el tratamiento se suspende. De hecho, algunos pacientes llegan a afirmar que su nuevo cabello es en realidad más saludable y más grueso que el pelo que tenían previamente.

Si estás en busca de una guía definitiva, que te recomiende los productos que estén disponibles y que sean efectivos para comenzar a realizar un tratamiento adecuado para la caída de cabello, te recomiendo enfáticamente esta guía: Milagro para el cabello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *